Qué hacer en París

paris hotel francia

Museos de París:

El Museo de Louvre, ha sido denominado como “el museo de los museos”, sin rival en el mundo entero, el Louvre es el punto focal para millones de visitantes de París, la basta herencia artística que muestra en sus salas, así como su edificio, son joyas de valor incalculable.

El Museo d’ Orsay, con su fabulosa colección de impresionistas, es casi tan imprescindible como el Louvre. Hay una entrada de 12 euros que incluye, además del Museo d’ Orsay en horario normal, el Museo Rodin si se visitan ambos el mismo día. Por cierto, el Rodin es gratuito el primer domingo de cada mes, al igual que el Louvre.

Cómo moverse en autobús en París:

El Metro de París es una excelente forma de moverse por la capital francesa, sin embargo es recomendable usar las rutas de autobús que recorren toda la Riviera del Sena, a diferencia del Metro en el trayecto en autobús se pueden ver las calles, plazas, monumentos y atracciones de París, además de poder hacer paradas para ver el Hôtel de Ville, el Museo de Louvre, la Plaza de la Concordia, Pont de l’Alma, la Torre Eiffel, Los Campos Eliseos y el Arco del Triunfo.

En los Campos Elíseos se encuentran muchos restaurantes que muestran la carta, si no se cuenta con mucho presupuesto, optar por el menú del día (llamada la formule), es la mejor opción ya que incluye dos tiempos de comida y bebida por un precio fijo.

La ruta 27 atraviesa el Sena para hacer una parada en St. Michel, en pleno barrio latino, ahí se puede visitar el museo medieval Cluny que es de acceso gratuito, ver los jardines y dirigirse a la Sorbona.

París en bicicleta:

Otra manera eficiente de moverse en París es en bicicleta. Los primeros 30 minutos son gratuitos y los siguientes 30 cuestan 1 euro. Se puede conseguir en cualquier oficina de turismo un mapa para ciclistas para conocer las rutas y lugares a través de las mismas.

Opciones para comer en París:

El desayuno más económico es tomar café au lait y un croissant en los bares de a pie. Después es recomendable conocer la Catedral de Notre Dame (entrada gratuita) en la Île de la Cité. Ahí se encuentra también la Sainte Chapell, con sus hermosos vitrales. En la pequeña Île Saint-Louis a espaldas de Notre Dame, se pueden visitar galerías de arte o degustar enormes crepas bretonas de diferentes rellenos, que son una comida completa.

Las mejores opciones para la comida fuerte del medio día se encuentran en el Barrio Latino, en las cadenas de brasseries que ofrecen menús muy económicos o se puede optar por dirigirse a alguna de las magníficas boulangeries o mercados, para comprar los ingredientes para un baguette y sentarse en el lugar favorito para comer con tranquilidad, el Jardín de Luxemburgo, las Tullerías o el Jardín des Plantes son buenas alternativas.

Paseos por la noche en París:

Para la noche dar un paseo en uno de los Bateaux Mouches del Sena, es un experiencia inolvidable de la Ciudad Luz, desde ahí se tendrá una vista diferente de los principales edificios de París iluminados.