El lago Titicaca

lago titicaca

El Lago Titicaca es poco conocido en el mundo exterior más allá de sus imperturbables picos nevados, no es sólo un bello paraíso en medio de las hostiles tierras altas, sino también el hábitat natural de grupos indígenas. Ubicado entre Perú y Bolivia, en el corazón del altiplano andino y encerrado entre dos cadenas de montañas pertenecientes al sistema de los Andes, este lago es considerado uno de los más altos del mundo (3812mts). Enormes murallas de picos montañosos, algunos de origen volcánico, protegen al lago y amortiguan el impacto de los fuertes vientos.

El lago se extiende en una superficie de 8300km2, presentando a través de todo su recorrido una amplia y variada gama de azules. Es navegable en toda su extensión, por buques de mediano calado. Hoy, densos núcleos de población: los aymarás, los quechuas y los uros; se extienden a lo largo y ancho de sus escarpadas costas.

Conoce la Zona arqueológica de Tiahuanaco:

A 21 km de la orilla sur de lago, se levantan las ruinas de Tiahuanaco, el centro de una antigua cultura pre-incaica, ahí en el altiplano boliviano, árido y desolado como una tierra de nadie. Las ruinas son testimonio de un pueblo que pudo vivir y crear maravillas, desafiando las fuerzas de la naturaleza y lo inhóspito de la zona. La razón de su llegada, puede ser lo generoso que era el lago; rico en especies marinas, muchas ya extinguidas. Este es un sitio sagrado, según como lo definen sus pobladores, se encuentra a casi 4000 mts de atura; son visibles dos áreas independientes; El Gran Kalasasaya: es una extraña construcción similar a un enorme altar de sacrificios, consiste en una gran plataforma de 118 por 112 mts de forma rectangular, el Acapana, el Palacio de los Sacerdotes son otros vestigios de la zona, en la segunda área se puede ver el Pequeño Kalasasaya. Son muchas las leyendas que indican que en esta zona surgieron Manco Cacap acompañado de su hermana Mama Occlo enviados por el Dios Sol para fundar el Imperio Inca.