Buenos Aires la europa de America

Author admin    Category Argentina     Tags , , | Wednesday, January 19th 2011

Convertida en una gran Ciudad antes que sus hermanas latinoamericanas, el visitante que llega hoy a Buenos Aires se encuentra con el contraste de la modernidad de sus grandes obras viales y el estilo arquitectónico de construcciones con los viejos barrios tradicionales.

Aun estando en América Latina; Buenos Aires se asemeja a las ciudades europeas, es una metrópoli que creció con la mirada puesta en el Viejo Mundo y sus estilos urbanísticos y arquitectónicos, pero claro la personalidad de una ciudad no se define solamente por su aspecto exterior, sino también y sobre todo , por su gente y su estilo de vida.

MUCHAS CIUDADES EN UNA

Al caminar por la ciudad se pueden encontrar semejanzas con las ciudades de Europa: el aristocrático Barrio Norte tiene similitud con las más elegantes zonas de Paris; la Avenida de Mayo con sus incontables cafés de mesas en la calle, revive también el sabor de la Gran Vía Madrileña; en las sombreadas calles de Belgramo se recoge el encanto de los distintos suburbios londinenses, mientras que Nápoles parece estar presente en el bullicioso y colorido barrio de la  Boca.

A partir de la década del 40 fue desapareciendo esa diferencia tan marcada entre cada barrio y entre estos y el Centro; hoy la ciudad se aprecia unificada, pero los porteños (como se les llama a originarios habitantes de la urbe)  han sabido conservar, en lugares y costumbres, ciertos “sabores” que alimentan la tradición de la ciudad.

Así ocurre, en San Telmo, donde el movimiento de intelectuales lo rescató del impulso modernizador que amenazaba terminar con todo lo viejo. En las antiguas mansiones de una sola planta  y varios patios, y también en sótanos y túneles de viejos comercios, fueron instalados teatros, cines, librerías, tiendas de artesanía y antigüedades, salas de arte y fundamentalmente café-concert. Muchos de ellos han caído con el paso del tiempo y por la modernidad pero este barrio conserva la tradicional imagen porteña: calles empedrada, el farol en la esquina, la acera angosta y dispareja y la música de tango que invade la noche del barrio pobre.

Algo más al sur, la Boca también se empecina al cambio. Con los mismos edificios que lo caracterizaron desde su origen, al caer la noche el barrio se convierte, día tras día, en uno de los más concurridos centros con bullangueras cantinas donde no falta el acordeón y la cazoleta italiana. Los chillones colores con que están pintadas sus casas de chapa, la singular calle caminito y por encima de todo, como síntesis de todo, ya que el futbol es casi una religión en Argentina, el club Boca Juniors (el más popular del país) son las características de este barrio.

Articulos relacionados